jueves, 15 de octubre de 2009

El premio nobel de la paz

Cuando uno pone este título a su entrada en el blog le entra algo de pánico a la hora de escribir, por lo aparentemente importante que es el asunto de referencia. Supongo que se han dado cuenta de que estoy ironizando.
Lo sorprendente no es que le den el Premio Nobel de la Paz (en mayúsculas) a Obama, porque la historia de estos galardones no dice mucho sobre la seriedad del mismo o de los criterios valorados. No olvidemos que este premio lo tienen, entre otros, Yasser Arafat, terrorista con cientos de muertes en su haber, y Koffi Annan, quien estuvo implicado en la corrupción del programa "petróleo por alimentos", por cierto una de las auténticas razones para que Francia, Rusia, Alemania y funcionarios de la ONU se opusieran a la invasión de Irak por Estados Unidos, ya que se les acabaría el chollo de hacerse ricos en colaboración con Hussein.
Lo que de verdad sorprende es la justificación que han dado, y que ha ido evolucionando: primero se dijo que se le había concedido por su discurso ante las naciones del mundo por su deseo y lucha por acabar con el programa nuclear, para finalmente admitir que la verdadera razón es que lo que han buscado con este galardón es que le sirva de estímulo. No puede ser todo más patético.
Realmente ló único que ha conseguido este político es ganar unas elecciones. Si este es su mérito tenemos en el mundo miles de candidatos a nobel de la paz, y concretamente en España uno cada cuatro años.
Al que de verdad estimula este premio es a ZP, quien no sólo puede presumir de reunirse con auténticos hombres de paz sino que con un poco de suerte podría incluso ser condidato (no quiero pensar en que pudiera ganar).

2 comentarios:

CC dijo...

DESDE QUE ZP HA IDO A VER A OBAMA ES el hombre ZAP...paz

Tuco dijo...

Obama es un bluf, lo que pasa es que con los medios "afines" no nos llega la información tal y como es, sino tergiversada y manipulada.