miércoles, 28 de abril de 2010

Juan Laporta, Leo Messi y Pepe Guardiola.

Creo que desde la última eurocopa no me había llevado una alegría futbolística. El nivel cultural de España no ha crecido en estos últimos años, pero la tonadillera, el torero y la Guardia Civil, sabían y olían a España, mientras que el futbolista, el presidente y el entrenador saben a rancio independentismo con origen en una reinterpretación sectaria de la historia. La alegría es triple: una por cada personajillo encumbrado por esta sociedad. HIP HIP HURRA por Laporta, a quien le hacía más ilusión llenar de banderas catalanas el Bernabeu que el éxito deportivo; HIP HIP HURRA por Messi, a quien el título de mejor futbolista del mundo se le ha atragantado; HIP HIP HURRA por Guardiola, un simple entrenador a quien una mediocre sociedad le ha encumbrado como un intelectual progre y culto, no pasando de ser un entrenador de futbol y antes un jugador. Elevamos a los altares a 3 personajillos, cuyo currículo no es mejor que el de cualquier otro trabajador, pero que gracias a la arraigada incultura de los españoles les permite ser centro de atención de una sociedad en decadencia.
Gracias a este club, que presume de jugar al futbol y de ser punta de lanza de un independentismo retrógado, cada vez somos más los que nos alegramos de que pierda. En otro tiempo, bien pasado o bien futuro, puede ser que no fuera así o no sea así, pero hoy sí es así.
Deportivamente hablando, no he visto jugar tan mal al futbol desde aquellos partidos de patio de colegio. Porque esa es la realidad, el Barcelona es un club mediocre, cuyos escasos éxitos se deben a que los demás son muy malos.

11 comentarios:

Juan dijo...

Amén.

Tuco dijo...

Supongo que estarás de acuerdo.

Víctor Aranda dijo...

completamente de acuerdo, y no por ser merengue...

Alberto Córdoba dijo...

Evidentemente, no puedo estar de acuerdo.
Messi y Guardiola no son dos simples trabajadores. Son dos trabajadores que han logrado ser los mejores en lo suyo.
Y eso para mí vale mucho. ¿Qué más me gustaría a mí que ser el mejor del mundo en lo mío?

Tuco dijo...

No digo que no sean buenos, pero uno no es el mejor del mundo y el otro no es un intelectual.

Anónimo dijo...

ya no escribes?
Mato

Tuco dijo...

Ultimamente estaba algo Zen, pero vuelvo a estar indignado, así que a escribir.

Anónimo dijo...

Claro, y como tú eres intelectualmente superior a ellos te crees en el derecho y el deber de ponerte por encima y despreciar lo que hacen.

Claro, porque tú eres el más culto y el más inteligente de España, es verdad

Tuco dijo...

Anónimo, tienes razón, soy más culto e intelectualmente superior a estos 3 elementos. No desprecio lo que hacen, sino a los que los encumbran.

Marta dijo...

Tuco,he leído todos tus entradas y me pareces una vergüenza para la sociedad,puedes opinar políticamente lo que quieras que para eso estamos en un país libre,pero me parece sinceramente que no tienes respeto por nada.

Tuco dijo...

Marta, ¿tu comentario es respetuoso?