jueves, 14 de enero de 2010

Lorenzo Clemente

"Muy pocos son los que gozan de la virtud de llenar el vacío del tiempo sin caer en lo que el vulgo llama negocios. No falta, sin embargo, a la ociosidad del sabio más que un nombre de mayor fama: que al meditar, hablar, leer y vivir tranquilo se le llame trabajar."
"Un hombre libre, sin compañía de mujer, si cuenta con algo de talento, puede gozar de fortuna, participar en los asuntos del mundo y codearse con la gente de más lustre. Pero no es fácil conseguir tales provechos para quien está casado."
Me he permitido reproducir las reflexiones de Jean de la Bruyére cuando habla del mérito personal en su obra "Los caracteres" para introducir a Lorenzo Clemente.
Acaba de publicar el libro "La tauromáquia a través de sus conflictos". El 10 de diciembre asistí a una conferencia impartida por él y centrada en el mismo.
La conferencia tenía dos planos, uno muy profesional y jurídico, y otro personal. Por lo que a mi respecta, alguien cuya afición a los toros podríamos catalogarla de moderada y respetuosa, me gustó más la segunda. Pero la segunda había que intuirla, se reflejaba en el disfrute de Lorenzo cuando contaba sus correrías de infancia por las plazas cacereñas, cuando contaba que "había estado allí", cuando había presenciado las corridas que han pasado a la fama por sus faenas o sus polémicas, cuando contaba sus viajes siguiendo los carteles que más prometían, cuando hablaba de lo que había visto y cuando entonces sonreía. Se notaba que le gustan los toros.
Y yo, asistente a la conferencia, es lo que esperaba: un ponente que habla de su primer libro con pasión, no porque se lo imponga una estrategia de marketing, sino porque lo siente, vive y disfruta.
Y en cuanto al contenido jurídico de la conferencia y por tanto del libro, loable el trabajo de recopilar sentencias de índole variado, algunas muy graciosas y otras inverósimiles, comentarlas a la luz de la fiesta y aprovechar para criticar el sistema judicial español.
Felicitar a Lorenzo y que siga hablando de su libro en foros taurinos y jurídicos.

3 comentarios:

JBurgos dijo...

Muy bonitas palabras Tuco, aunque sólo con palabras es muy difícil describir la grandeza de Lorenzo.

CCC dijo...

Sin duda, Lorenzo es un gran aficionado al buen vino, al buen comer y a los cuernos. Más allá de estaturas físicas, siempre están la altura de miras y la grandeza de corazón y la tolerancia con los "amigos para siempre" o con los "amigos de nuestros amigos"

Alberto Córdoba dijo...

Curiosas las reflexiones de dicho personaje. Tan políticamente incorrectas como autoindulgentes